martes, 1 de febrero de 2011

Caen las fichas a pesar de internet

No tengo ni que decir que soy un absoluto convencindo del poder transformador de la tecnología sobre la productividad, el desempeño, las relaciones y practicamente todo. Dicho esto, también debo reconocer que me espanta la asociación simplista, directa y absolutista entre redes sociales y movilizaciones en el mundo árabe. Parece que a algún becario de periódico o servicios de inteligencia le ha dado por utilizar con un simple "lo han permitido las redes sociales" y con eso justificar un movimiento que no es nuevo en la historia y que desde mi punto de vista minimiza una realidad latente "el pueblo árabe está hasta las narices" de ver en las parabólicas que el mundo es distinto a su entorno. El ensayo general se lo hicieron a Marruecos en noviembre y desde entonces parece que uno a uno todos los aliados históricos de EEUU los están dejando caer como una ficha de domino. Y yo, sigo sin pensar que en la revolución francesa no tuvo nada que ver internet, puede que esté equivocado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada